Fernando Botero, “Niña imaginando”. Acodada en la barandilla de una galería, la niña gorda sueña quizás con un cuerpo delgado y esbelto.