En 1890 Knut Hamsun publicó una novela titulada “Hambre”, cuyo protagonista viene muy bien caracterizado por el personaje de Munch incluido en la portada de esta edición española (Ediciones La Torre,  Madrid 1999), una de las varias que se hicieron en nuestro país.

El protagonista padece un hambre atroz durante toda la narración y carece de elementales recursos de adaptación al medio. Sus jornadas pasan lentamente bajo un cruel tormento interior autodestructivo.

Un hambre punzante impide que tenga ideas que le ayuden a sobrevivir: todo le distrae y no se le ocurre nada, sus pensamientos se desvanecen.

Desesperado, hace conjeturas mientras recorre las calles frías de la ciudad agotado, débil y mirando escaparates adonde hay comida. Se le empezó a caer el pelo, sufría fuertes dolores de cabeza, incapaz de calmar sus nervios.

Esta novela, naturalista y experimental, ayuda a entender el estado subjetivo de quien padece hambre y no encuentra recursos, ni subjetivos ni objetivos, que le ayuden a encontrar una salida a su situación.

Artículos que te pueden interesar

El olfato En busca del mejor olor El olor es un elemento esencial del «gusto gastronómico» completo, pues interviene de un modo importante en el «sabor» ...
También la alimentación hace al hombre   El hombre en el orden de los Primates En Nebraska fué desenterrado un diente fosilizado que inicial­mente los biólogos tomaron por el de u...
Palomas y pichones Elizabeth Jane Gardner (1837-1922). Con estilo academicista presenta la normal relación del ser humano con el mundo columbino. Echalar quiere deci...
Sorbete de higos chumbos Una de las chumberas que crecen en el jardín de mi casa, en Baeza El aprovechamiento casero de las plantas comestibles que pueden cultivarse en el...
La gastronomía navarra como patrimonio inmaterial Diego Velázquez: Almuerzo de campesinos (1618) A la memoria de Manolo Sarobe Nuestro patrimonio cultural no se agota en monumentos y objetos de mus...
Maestresala, oficio de mediación Ernest Descals Pujol (1956-): “En el restaurante”. Con gran fuerza plástica manifiesta un momento de relación interpersonal. Maestro: maître, maestr...
Una cena jocosa: la de Baltasar de Alcázar No puede faltar en un blog de gastronomía el poema de Baltasar de Alcázar titulado “Cena jocosa”, una deliciosa pieza literaria que me hicieron ap...