Los distintos aspectos ­ -biológicos, culturales, sociales, dietéticos-  que implica la nutrición humana están bien reflejados en este libro, uno de los primeros que, si bien antiguo, me abrieron perspectivas insospechadas por el modo de enfocar la conducta alimentaria: Jean Trémolières, Nutrition, Physiologie, Comportement alimentaire (Dunod, 1973. Length, 618 pages).

El autor presta atención al desarrollo de la industria alimentaria, a la salud pública, a la alimentación colectiva, a los avances en la medicina, y a la nueva biología. Las ciencias biológicas, las ciencias humanas y sociales miran, desde este libro, a la nutrición, una obra que ilumina la psicología alimentaria, los hábitos y comportamientos alimentarios individuales o colectivos.

Para el autor, no se puede imponer una definición de lo que es bueno para la salud sin tomar en consideración la historia alimentaria de un pueblo. Los profesionales encuentran sus límites en el hecho de que a veces la población se niega a consumir un determinado producto, a pesar de un adecuado asesoramiento dietético. Eso ilustra el peso de la costumbre y su papel en la construcción de identidades alimentarias; lo cual nos permite hacer hincapié en la importancia de los hábitos a la hora de explicar la evolución del consumo de alimentos. Deben ser cuidadosamente consideradas las identidades alimentarias para ofrecer asesoramiento nutricional. Las recomendaciones de salud tendrán un efecto en una población concreta (de obesos, de alcohólicos, de desnutridos o de fumadores) sólo cuando queden manifiestas las formas tradicionales de hacer y de ver las cosas. La seguridad alimentaria (que es el acceso a alimentos suficientes) y la seguridad de los alimentos (que es la salubridad de los alimentos disponibles) no son una mera cuestión de eficiencia económica ni de conocimiento científico puro.

Hoy este enfoque sigue siendo de rabiosa actualidad.

Artículos que te pueden interesar

Ensalada templada de coliflor con verjus Ensalada templada de coliflor al agraz-verjus Me escribe de nuevo Inés Romero Arrayas, encantada con el uso del condimento agraz-verjus. Y me enví...
Primero fue el asado Al calor del fuego La cocción de alimentos es un fenó­meno cultural que ha tenido una in­fluencia decisiva en la fisiología y en la morfología ...
Sobre historia de la alimentación "Una historia comestible. Homínidos, cocina, cultura y ecología", de L. Jacinto García (Trea, 2013). En este libro L. Jacinto García --médico que ...
El libro de cocina de Ruperto de Nola Libre del coch (1520) Nola, un cocinero palaciego El Libre del Coch o Libro de guisados de Ruperto de Nola es quizás el documento más interesan...
El abundoso huerto de Lope Frans Snyders (1579-1657): “La frutera”. Ejecutó con gran habilidad y espíritu escenas de mercados y despensas. Fue muy apreciado por Rubens, con qui...
Religiosidad de la gastronomía primitiva Juan Pablo Rubens (1577-1640), "El rapto de Proserpina". Con gran equilibrio y vigor, el artista representa el rapto violento que Hades hace de la es...
El olfato En busca del mejor olor El olor es un elemento esencial del «gusto gastronómico» completo, pues interviene de un modo importante en el «sabor» ...