Tiene por objeto la Psicología el estudio de la conducta humana, a través de los distintos factores sensoriales, afectivos y cognoscitivos que convergen en ella. Esos factores se muestran también en el curso de todo el proceso alimentario humano o, si se quiere, en la conducta alimentaria del hombre, adquiriendo en ella unas características especiales.

Primero, es mostrada la misma conducta alimentaria con sus factores fisiológicos, psicológicos y sociales.

Luego se estudia el ámbito de la sensaciones, de los apetitos y de las emociones que se implican en dicha conducta. También las perturbaciones de esos elementos.

En fin, es enfocada la emoción culinaria, la que produce el cocinero.

Unas últimas reflexiones sobre las cualidades que, más allá de lo material, se perciben en los alimentos, bajo perspectivas religiosas o morales.

El capítulo final es el más prácticamente psicológico, dedicado a la convivencia en la mesa.

Artículos que te pueden interesar

Refranes para una dieta Juan Sánchez Cotán (1560-1627): “Bodegón de caza, hortalizas y frutas”. Sobria composición, de gran intensidad e intimismo, iluminada desde un latera...
El cuto divino: cuestión de credos En Navarra la Asociación "Amigos del cuto de Artajona", por un lado, y la "Cofradía del cuto divino" de Tafalla, por otro lado, realizan anualment...
Una visión alimentaria de la Mancha: Don Quijote y... Bajo el sol del altiplano, Don Quijote y Sancho Panza han expresado simbólicamente el espíritu del hombre manchego.Quisiera ser por unos minutos ...
Dietética medieval, 12: Los contrarios y los seme...  Teoría de los contrariosEl tratamiento dietético, para los sujetos que tienen roto el equilibrio de su complexión, ha de hacerse fundamen­talment...
Los vinos, dulces y frutas españoles Tomás Hiepes (1600-1674: “Dulces, frutas y vinos”. La simetría de sus composiciones lo emparentan con la pintura de Van der Hamen. La iluminación de ...
Una cena romana opulenta: la de Trimalción  Una cena “opulenta” –o sea, profusa, copiosa y excesiva– no la podía ofertar durante el primer siglo de nuestra era un volunta...
Tiempo y fugacidad en los bodegones de Echauri  Miguel Echauri: Bodegón a la intemperieEl simbolismo de la caducidadMiguel Echauri es un pintor navarro con mucha experiencia a cue...