En 1890 Knut Hamsun publicó una novela titulada “Hambre”, cuyo protagonista viene muy bien caracterizado por el personaje de Munch incluido en la portada de esta edición española (Ediciones La Torre,  Madrid 1999), una de las varias que se hicieron en nuestro país.

El protagonista padece un hambre atroz durante toda la narración y carece de elementales recursos de adaptación al medio. Sus jornadas pasan lentamente bajo un cruel tormento interior autodestructivo.

Un hambre punzante impide que tenga ideas que le ayuden a sobrevivir: todo le distrae y no se le ocurre nada, sus pensamientos se desvanecen.

Desesperado, hace conjeturas mientras recorre las calles frías de la ciudad agotado, débil y mirando escaparates adonde hay comida. Se le empezó a caer el pelo, sufría fuertes dolores de cabeza, incapaz de calmar sus nervios.

Esta novela, naturalista y experimental, ayuda a entender el estado subjetivo de quien padece hambre y no encuentra recursos, ni subjetivos ni objetivos, que le ayuden a encontrar una salida a su situación.

Artículos que te pueden interesar

Fiesta y serenidad   Beatriz Olivenza: "Fiesta". Un colorido suave y envolvente divide las impresiones vibrantes del cielo y las sensaciones tranquilas del mar....
Dietética medieval, 2: Componentes fisiológicos Modelo fisiológico dinámico A la pregunta por el número de elemen tos básicos que componen el cuerpo huma no, un dietista antiguo respondería indi ...
Gerodietética: la tradición alimentaria en el anci... GIORGIO BARBARELLI, GIORGIONE, 1477-1510: "Las tres edades" (Galería Pitti, Florencia). Cuadro sobre el paso del tiempo. Muestra tres personajes de d...
También la alimentación hace al hombre   El hombre en el orden de los Primates En Nebraska fué desenterrado un diente fosilizado que inicial­mente los biólogos tomaron por el de u...
El humor del comensal  A veces he coincidido en la mesa con personas de apariencia normal que, comiendo a mi lado, inician una conversación interesante, pero que poco a...
Cenas medievales con hipocrás Una mesa medieval con su ambiente Entre los años 1993 y 2007 tuve ocasión, con mi buen amigo Manolo Sarobe, de alentar y dirigir algunas comida...
El dilema del omnívoro  Michael Pollan esribe  “The Omnivore's Dilemma: A Natural History of Four Meals” (2006)  para desentrañar el significado de nuestra condición que nos...