Botero (1932-) propone otro concepto de alacena, con dos cuerpos: en ella recoge también dulces caseros y algunas frutas de temporada

 

Pedro Calderón de la Barca (1600-1681):
El Dragoncillo, entremés.

 

¡Oh tú, que de una empanada
sabes, y de una ensalada
a dónde escondida está!
A este rincón donde va
dásela a aquesa criada.
Y tú, que me oyes con pena,
pon en esotro rincón,
como si fuera alacena
un pedazo de jamón,
y alguna polla rellena,
y sea muy buena.
Mira que si no lo es,
o de tajo o de revés
haré en tu cara una cruz.

 

Artículos que te pueden interesar

Estética de la delgadez y anuncio alimentario         Un cambio de sentido La imagen del propio cuerpo está in­vadida hoy por los di­ferentes factores económicos,...
El cocinero y su armonía Alejandro de Loarte (1590-1626): "En la cocina". Su pintura está en la línea de Sánchez Cotán. Expresa una factura ligera y de aire veneciano, conjug...
El gusto por lo esencial: autorretrato con Machado Baeza nevada. Uno de los lugares por donde paseaba Antonio Machado La expresión poética Coincidiendo con el centenario de la entrada de Antonio...
El gusto Carel Fabritius (1622-1654), "El gusto". Este pintor holandés, probablemente discípulo de Rembrandt, utiliza admirablemente los intensos contrastes d...
Agua rosada en la culinaria medieval Berthe Morisot (1841-1895): "Rosaleda". Esta pintora impresionista, de gran agudeza colorista, expresaba la inmediatez de la vida normal. De pincelad...
Suspenso en inteligencia emocional Jan Steen.(1626-1679) “La alegre familia”. Retrata una escena animada, que incita a un comportamiento a la vez lúdico y moralizante. Expresa la alegr...
Dietética medieval, 6: Ejercicios, masajes y baño... Ejercicios   Una vez elegido el ambiente oportuno para conservar la sa­lud, se ha de procurar el debido ejercicio. No se trata del ejer­cici...